image1 image2 image3

JOSÉ NEGRÓN VALERA|ANTROPÓLOGO Y ESCRITOR VENEZOLANO

¿QUIÉN LE TEME A LAS TEORÍAS DE CONSPIRACIÓN?




José Negrón Valera 
Escritor y antropólogo venezolano 

Durante mucho tiempo, la estigmatización en torno a las “Teorías de Conspiración”, sirvió para desacreditar hipótesis y conjeturas que partían no de la paranoia, sino de individuos que tuvieron la valentía y voluntad de expresar una opinión distinta a la que pretendían imponer el monopolio mediático que moldea la mente colectiva. 

Los ejemplos son muchísimos y abarcarían un artículo por sí solo, pero conforme los años avanzan, realidades en su tiempo desacreditadas con el rótulo de “fantasía”, entre las que cuentan el derribo de las torres gemelas como parte de una operación interna del Estado profundo, o las inexistentes armas de destrucción masiva en Irak para justificar una invasión, por solo citar dos casos, terminaron configurando el cuadro de la horrorosa verdad de nuestro mundo. 

Las teorías de conspiración serán llamadas muy pronto, teoría de la contra información o con un acento más drástico, simplemente Historia del futuro. 

Los analistas estratégicos la incluirán como parte integral de la prospectiva, mientras que la sabiduría popular la reivindicará a través de ese refrán de sintética belleza que afirma: “No tengo pruebas, pero tampoco ninguna duda”. 

La intuición será el mejor mecanismo de des ocultamiento. 

Una pequeña muestra 

El portavoz Ministerio de Exteriores de China, Zhao Lijian, pidió a Estados Unidos explicaciones sobre el origen del virus, así como de su llegada a ese país asiático. 

“¿Cuándo comenzó el paciente cero en Estados Unidos? ¿Cuántas personas están infectadas? ¿Cómo se llaman los hospitales? Podría ser el Ejército de EE.UU. lo que llevó la epidemia a Wuhan. ¡Sé transparente! ¡Haz públicos tus datos! ¡Nos debe una explicación!”, escribió, en su cuenta en Twitter. 

Zhao Lijian, portavoz Ministerio de Exteriores de China (Fuente: HispanTV)

El periódico oficial del Partido Comunista chino, fue más allá: 

“Existe una gran incertidumbre acerca de las actividades del Laboratorio Microbiano del Ejército de EE.UU. (Fort Detrick) respecto a la propagación del coronavirus, denominado COVID-19, lo que ha llevado a las personas a pedir una aclaración de sus actividades”, señaló el medio de difusión People's Daily.  

Por supuesto, el cartel que controla el mainstream, estigmatiza, desacredita. Impone la burla sobre una inquietud legítima que debe ser respondida. El control sobre el discurso, es el primer paso para el control de la mente. Para muchos, si una declaración no sale de algún vocero de la OTAN o de la Casa Blanca, o es publicada por New York Times o la BBC, pierde credibilidad. Esas mismas instancias que han mentido sobre Irak, sobre Libia, sobre Siria; los que llamaron a los asesinos del Estado Islámico, “rebeldes por la democracia” y quienes llamaron al COVID-19, “una simple gripe estacional”. No es fácil, romper con el secuestro que a la mente colectiva le han impuesto quienes se proponen como regla para medir lo que es verdadero, de lo que no. 

De seguro, de haber existido el término, a Galileo o a Copérnico los habrían acusado de “Conspiranoicos”. Así funciona el mecanismo de señalamiento para aquellos que buscan salirse de lo establecido. 

Hágase su propio criterio 

Hace años dentro de las redes digitales de investigadores especializados en la contra información, circulaba una video conocido como “Carta de un político noruego”. En dicha pieza audiovisual, se denunciaba que la élite mundial se encontraba construyendo bases subterráneas para resguardarse de un posible cataclismo que extinguiera la vida en la tierra. 

Hoy, diversos medios informan que el Comando del Norte (NORTHCOM) de los Estados Unidos, se ha aislado en un búnker de la Fuerza Aérea ubicado en la montaña Cheyenne de Colorado, para protegerse de la rápida propagación del Coronavirus. 

El comando, encargado de la seguridad nacional y los sistemas de vigilancia de esa nación, se mantendrá en dicha instalación hasta que pase la amenaza, según informó Terrence O'Shaughnessy, jefe del Comando Norte de los EE. UU. y NORAD.  

No fueron los únicos. La agencia Reuters informó, citando a una fuente que prefirió el anonimato, que “el gobierno israelí abrió un búnker de guerra en las colinas de Jerusalén para ayudar a coordinar su campaña contra la propagación del coronavirus”. Dicho Búnker, conocido como Centro Nacional de Gestión fue construido hace más de una década para enfrentar esta clase de situaciones.  

Algo está pasando en el mundo. La agenda oculta ha salido a flote y ahora forma parte del día a día de cada habitante del planeta. Los únicos a quienes les aterra hablar sobre hipótesis que contradicen el discurso de los monopolios informativos, o son personas muy alienadas o en definitiva cuentas, son personas a quienes no les interesa en lo absoluto formar y/o adquirir espíritu crítico. 

Dudar de todo, es el primer paso para la libertad. Lo segundo es investigar cada perspectiva, cada arista. Salir de la trampa de aceptar solo lo que confirma nuestras creencias iniciales. 

El último paso: escuchar con atención esa voz interna que tratamos de mantener en silencio, ya sea por miedo o por incapacidad de aceptar que casi nunca se equivoca. 

Así como lo afirma Olivia, en la novela “Reyes y Dinosaurios”

“Van a suceder cosas importantes, abre bien los ojos y confía en tu intuición. Ella nunca va a traicionarte”. 

Estoy seguro de que eso que llamamos en la actualidad intuición, la ciencia del futuro la confirmará como el mecanismo natural bajo el que funciona la conexión entre seres humanos. 

Es algo que aún deberemos someter a la prueba del tiempo, aunque ya sepamos la respuesta. 

Caracas, Venezuela
15 de abril de 2020

Compartir:

CONVERSACIÓN

0 comentarios:

Publicar un comentario